La Farmacia del Convento

MONASTICUM, LA FARMACIA DEL CONVENTO

A partir de la antigua tradición monástica del “hortus sanitatis” ,en donde se cultivaban las plantas medicinales bajo la dirección de los monjes herbolarios que tenían la tarea de curar a los enfermos y preparar medicinas, nace Monasticum, la Farmacia del Convento; en su interior se pueden encontrar muchos de los productos relacionados con la antigua tradición, creados en los monasterios de Umbría y en las regiones vecinas: desde una colección de infusiones, hasta los remedios y destilados alcohólicos elaborados con antiguas recetas como el nocino, el licor de laurel, el alcohol energético y el licor para echarse una siesta.